Close

5 razones por las que no puedes dejar este mundo sin venir al Valle de Elqui

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

No son 5, ¡Son miles! pero igualmente las quisimos resumir y revelarte solo las más importantes. ¿Por qué visitar el Valle del Elqui? En las siguientes líneas te convenceremos.

Nuestro querido Valle del Elqui es uno de los destinos más recomendados para visitar no solo a nivel nacional, sino que también mundial. Podríamos estar enumerando durante todo un día las razones por las que conocer este lugar único en el planeta, pero quisimos resumirlas y darte a conocer solo las más importantes.

Destacado internacionalmente como un “Destino mundial”.

No ha sido solo una, sino que varias las veces en que el Valle del Elqui ha sido mencionado en publicaciones internacionales como uno de los mejores destinos para conocer en el mundo. Sin ir más lejos, el año pasado Lonely Planet lo eligió como región imperdible de 2019.

En la categoría regiones, que incluyó al valle nortino entre los mejores diez, Piamonte, en Italia, se llevó el primer lugar; seguida por Catskills en Nueva York y el norte de Perú en tercer lugar.

Asimismo, The New York Times destacó también el 2019, al Valle del Elqui como destino imperdible. El medio estadounidense lo incluyó en su selección de 52 destinos mundiales. Y seguramente, mientras lees este artículo, más de algún blogger o periodista viajero del mundo está escribiendo sobre el valle.

Uno de los puntos más energéticos en el planeta.

Quizás has escuchado mucho sobre este tema, ¡y es cierto! Se dice que el Valle del Elqui, específicamente la localidad de Cochiguaz, es el epicentro del misticismo del norte chileno gracias al cerro Cancana, el que estaría en la antípoda geográfica del Tibet. De hecho, en este lugar se construyó la primera Estupa de la Iluminación, monumento budista único en Chile.

Observación astronómica y aporte a la ciencia mundial.

300 días al año despejados prometen también noches claras… una de las más nítidas de Chile y también el mundo.

¿Sabías que la región de Coquimbo, específicamente el Valle de Elqui es uno de los mejores lugares para hacer astronomía? Es que la claridad y transparencia de sus cielos nocturnos hacen de este mágico lugar, la capital mundial del Astroturismo.

Para ello, existen varios observatorios, como Mamalluca y Cancana, lugares que han hecho del Valle un destino imperdible.

Pero eso no es todo. A fines de la década de los 60, la Asociación de Universidades para la Investigación en Astronomía (AURA) decidió instalar el Observatorio Interamericano de Cerro Tololo, que hoy alberga un sinnúmero de telescopios, entre los cuales destaca el Victor M. Blanco (cuya primera luz fue en 1976), el cual por muchos años fue el telescopio más grande situado en el hemisferio Sur.

Luego, se agregaron otros importantes telescopios como Gemini Sur y SOAR, con espejos de 8 y 4 metros respectivamente. Todos los telescopios que AURA opera en Chile a través de su programa NOIRLab, cuentan con tecnología de punta para escudriñar las profundidades del Universo y así comprender cómo funciona.

Esto permite ofrecer servicios de observación de vanguardia a la comunidad científica de los Estados Unidos, Chile y el mundo, la que saca ventaja de nuestra posición privilegiada para publicar una enorme cantidad de artículos científicos que han permitido, por ejemplo, confirmar teorías como la constante de Hubble, la confirmación de la existencia de la materia y energía oscura, el descubrimiento de innumerables planetas exteriores, apoyar en misiones espaciales de la NASA en planetas del Sistema Solar, entre muchos otras contribuciones a la ciencia; ¡y todo eso en el Valle de Elqui!

Además AURA fue declarado en el 2015 como el Primer Santuario Internacional de Cielos Oscuros en el Mundo, es decir, que posee protecciones especiales para preservar las condiciones nocturnas y asegurar la integridad natural de la noche.

¿Te animas a conocer algunos de estos lugares?

Descanso y desconexión sin igual.

En ese lugar, donde se juntan las estrellas y los cerros, el misticismo, la energía y la tranquilidad se respiran en el ambiente. ¡Es un lugar sin el habitual ruido de ciudad! Solo se percibe el sonido que produce el viento, pajaritos y el ladrido de uno que otro perro a lo lejos. Estar en #elvalle es lograr desconectarse de todo, para conectarse con uno mismo.

Está dentro de Chile.

No hay nada mejor que apoyar lo local y el Valle del Elqui es una de nuestras maravillas nacionales. Ahórrate varias lucas en pasajes y aprovecha este maravilloso destino que se encuentra a solo 60 kilómetros de La Serena y a unos 500 kilómetros de Santiago.